Charlie y la fábrica de chocolate

Adaptación personal ficticia, a modo de homenaje a Roald Dahl y su libro Charlie y la fábrica de chocolate.

Ilustración digital. Elaborada en un formato que recuerda a una tableta de chocolate, y con una propuesta de troquel, con forma de cerradura, que sirve de hilo conductor.